Los músclos lumbares se localizan en la parte baja de la espalda, por lo que son importantes para la buena posición y el mantenimiento de una buena postura. No es difícil deducir que  un buen cuidado de la zona es crucial para evitar innumerbales problemas derivados del dolor de espalda, a parte de las molestias inherentes.

Por ello, se recomienda en muchos casos el uso de un cinturón lumbar para sujetar dicha zona tanto para prevenir como para tratar dolencias utilizando compresión y limitación de movimientos para, por ejemplo, ciertas lesiones con el fin de acelerar el proceso de curación.

Otro de los usos que pueden tener estos cinturones es la aplicación de calor regional con objeto de relajar los músculos afectados por contracturas o resentimiento.

Por lo tanto, se ha desarrollado un prototipo de faja lumbar calefactable con 5 pads térmicos repartidos por la zona baja de la espalda, a la altura de la cintura.

Con los siguientes materiales, se ha diseñado la disposición en la que se iban a colocar los pads, estudiando la dirección y sentido en la que se iban a posicionar provisionalmente para hacer las pruebas. Además, se ha comprobado la uniformidad térmica de los filamentos internos con una cámara termográfica específica para ello.

        

 

Primeramente se ha medido el espacio que se tendrá, ya que el cinturón posee espacio ya utilizado para la sujeción del mismo mediante velcro. Teniendo en cuenta que cada pad es de 6cm de ancho aproximadamente y que se quiere calefactar únicamente la zona trasera se ha estimado que se dispone de una largura de unos 31 cm según el siguiente boceto:

Una vez determinada la disposición final de los pads, se ha procedido a colocarlos temporalmente con unos clips. De esta forma se ha podido testar el prototipo sin cambios incorregibles y de una forma cómoda y sencilla para modificar la posición de los parches térmicos.

Cuando se ha verificado que la disposición resulta cómoda y que la sensación térmica es agradable se han cosido de forma definitiva al cinturón.  Además, se ha añadido un parche de tela suficientemente elástica para aislar los pads de posible sudoracion o al usuario de contacto directo con los dispositivos.

    

A continuación se ha observado la disposición de las zonas calefactadas y la temperatura que alcanzan por la zona exterior e interior del cinturón en el nivel máximo de temperatura.

-Exterior:

    

-Interior:

    

 

También se ha modificado la longitud de todos los cables para evitar el exceso del mismo cuando se lleve puesto ya que, además de poco estético, es bastante incómodo.

-Antes.                                                                                    -Después.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Miembros del equipo

Silvia Fernández Somarriba