Técnicas de estudio

La formación no debe servir únicamente para dotar al mundo de personas muy preparadas y cualificadas  en todas las técnicas que la sociedad va demandando, no se dirige al hombre como agente del desarrollo sino como finalidad del mismo. La formación ha de permitir desarrollar el talento que cada persona lleva dentro, encaminado a conseguir un desarrollo interior y exterior ambos respetuosos con el medio ambiente humano y natural y la diversidad de tradiciones y culturas.

 La dimensión interna de la formación está relacionada con la formación de la propia persona, como fuente de personalización y como fuente de proyectos dedicados al enriquecimiento de la  persona contribuyendo a su libertad y autonomía.

 Por otro lado, la dimensión externa de la formación esta más directamente enfocada al ambiente laboral y profesional, encaminada a mejorar las competencias técnicas y profesionales.

 En el Centro Integrado de Formación Profesional número uno,  como Centro Educativo que es,  creemos necesario combinar ambas formaciones interior y exterior incorporando la  educación en derechos humanos, haciéndola expresa  en los diferentes textos educativos oficiales, tanto el proyecto funcional de centro, como proyectos curriculares de ciclo y programaciones de aula.